7 Grandes falsificadores de la historia reciente

Falsificadores y falsificaciones

7 Grandes falsificadores de la historia reciente

El mundo de la falsificación abarca multitud de especialidades y como en todo se puede ser mas diestro o menos creando un producto mejor o peor en este caso respecto al objeto original. Este texto se inspira en la historia de Konrad Kujau. Este falsificador y admirador de la época nazi y de sus dirigentes saltó a la fama con la publicación de unos diarios supuestamente escritos por Adolf Hitler y vendidos a una revista alemana por millones, poco después de la venta se descubrió el pastel. Konrad Kujau es una excepción en este texto pues la mayoría fueron falsificadores de billetes o de otros documentos directamente ligados a la obtención de dinero y no de obras de arte u documentos históricos como Kujau. Antes de contar las historias de estas personas veamos muy brevemente, un par de temas relacionados importantes, la legislación y las técnicas o tipos de falsificación de billetes.

¿Qué dice el Codigo Penal?

Sobre la falsificación de la moneda.

  1. Conducta penada. Art.386 Código Penal: “Será castigado con la pena de prisión de ocho a 12 años y multa del tanto al décuplo del valor aparente de la moneda:
                        1. º El que altere la moneda o fabrique moneda falsa.

                        2. º El que introduzca en el país o exporte moneda falsa o alterada.

                       3. º El que transporte, expenda o distribuya, en connivencia con el falsificador, alterador,                                             introductor o exportador, moneda falsa o alterada.”
  2. Por moneda se entiende. Art.387 Código Penal: “A los efectos del artículo anterior, se entiende por moneda la metálica y el papel moneda de curso legal. Se equipararán a la moneda nacional las de otros países de la Unión Europea y las extranjeras.”
  3. Se castigará el uso, transporte o distribución de monedas falsificadas o alteradas incluso aunque el modelo original no sea aún de curso legal, siempre y cuando exista la previsión de que se vaya a poner en circulación.
  4. Se tendrá igualmente por moneda falsa aquella que, pese a ser realizada en las instalaciones y con materiales legales, se realiza incumpliendo a sabiendas las condiciones de emisión que hubiere puesto la autoridad competente o cuando se emita no existiendo orden de emisión alguna.

Técnicas de falsificación de billetes:

Transferencia química: se ablandan las tintas de un billete genuino y se transfieren a un papel transparente para crear una falsificación. Esta y la siguiente se pueden considerar como parte conjunta de un proceso o pueden ser utilizadas por separado, ya que un papel en blanco generalmente deberá ser impreso con el diseño que se quiera y una de las formas para realizar esa impresión es por transferencia química.

Lavado químico: se lavan (extraen) las tintas de un billete genuino fuera de circulación o de otro país, para utilizar el papel en imprimir un billete en circulación, es decir, se deja el papel en estado original, sin inguna impresión, “en blanco” o del color original.

Añadido o retocado: a un billete de bajo valor se le extraen las cualidades intrínsecas de ese tipo de billete y se le añaden las del valor deseado. En el caso del euro supongo que es más complicado que en dollares debido a los distintos colores de cada billete. Deduzco que tienen que darse ciertas condiciones de parecido entre el diseño del billete adulterado y del falsificado para hacer posible la alteración, por ejemplo, la variación del tamaño del propio billete sería una característica (un billete de 10€ es mucho más pequeño que uno de 500€)

Billete partido: separación del anverso y reverso del billete, añadiendo después a la parte en blanco la impresión correspondiente. Como resultado contamos con dos nuevos billetes con un lado verdadero y otro falso, es decir, con esta técnica el falsificador multiplica por dos su capital.

Impresión offset: Los billetes se imprimen con máquinas profesionales comunes de imprenta y acabados artesanales.

Algunas características de este tipo de impresión:

  1. Las superficies impresas no presentan alto ni bajo relieve, en consecuencia es plano, suave al tacto y sumamente liso.
  2. En el papel sólo aparece como fina capa de tinta, que es absorbida al momento de la impresión.
  3. La tonalidad de las tintas es clara.
  4. Con este sistema de impresión son falsificados la mayor parte de los billetes del mundo.
  5. No se reproducen exactamente los detalles finos de impresión que muestra un billete auténtico.Es decir las tintas de diversos colores, no encajan exactamente como sí se produce en un billete original. Se notan fallos de nitidez y detalle.
  6. Los billetes falsos se muestran carentes de naturalidad, borrosos, por tratarse sólo de una fotografía del original.

Impresión y fotocopiado: Los billetes se elaboran con impresoras o fotocopiadoras a color comunes en cualquier casa.

Falsificadores

Franck William Abagnale Jr.

Abagnale

Franck Abagnale nació el 27 de abril de 1948 y realmente es uno de los mejores falsificadores y estafadores de la historia. Sus habilidades son de película y Steven Spielberg ya se dio cuenta, la película “Atrápame si puedes” está inspirada en él. Esta película la vi hace algunos años, lo que recuerdo es a DiCaprio con ambientación de los 70’s falsificando documentos de la aerolínea Pan Am, volando gratis  y mucho nivel económico. Efectivamente uno de los múltiples episodios de Franck consistió en hacerse pasar por Frank Williams, un piloto de esa compañía aérea. También desvió dinero de multitud de cheques bancarios imprimiendo su número de cuenta directamente en las chequeras, también se hizo pasar por un pediatra en el hospital de Georgia, como abogado y como agente de los servicios secretos. Sin duda, su vida es de película, con 20 años ya había estafado 2.500.000$.

Cuando finalmente fue detenido en Francia 12 PAÍSES reclamaban su extradición por delitos cometidos en su territorio. Estuvo preso en Perpiñan (Francia), Malmö (Suecia) y después 5 años en EEUU.  Se le condenó bajo los cargos de suplantación de identidad, fraude, falsificación documental, ejercicio ilegal de profesiones y robo de bancos entre otros, y sí, esto sigue como el guión de una película, Franck aceptó un trato y ahora trabaja con el FBI y ha sido responsable del diseño de muchos de los cheques bancarios más seguros del mundo. ¿Delincuente o genio? A veces esta línea es difícil de establecer, y sin duda la conclusión es que estas dos condiciones no son excluyentes.

Además de trabajar para el gobierno, se hizo millonario con una consultoría especializada en la detección de fraudes económicos fundada por Ori Eisen quien fue el máximo director internacional de seguridad antifraude para AmericanExpress. Abagnale fue quien recomendó a Eisen crear su propia empresa después de ver su gran talento.

Edward Mueller/Emerich Juettner

Es conocido por Edward Mueller pero en realidad su nombre era Emerich Juettner. Nacido en Austria, a los 13 años se fue a EEUU. Edward, al igual que Abagnale, también cuenta con presencia en el cine, la comedia americana “Mister 880” de 1950. El título viene dado por el expediente que abrieron los servicios secretos – cuyas funciones son la de luchas contra el dinero falso y la protección del presidente – el expediente tenía la numeración 880. La peculiaridad en este caso reside en la excelente sencillez, solo falsificaba billetes de 1$, nunca entregaba más de dos billetes al día, su gasto mensual en billetes falsos no superaba los 50$ mensuales. No pretendía hacerse rico ni alcanzar un alto nivel económico, se conformaba con cubrir las necesidades y cierta tranquilidad económica para seguir disfrutando de su vida diaria y de su perro. Después de 5 años la cantidad puesta en circulación que se le atribuye a Edward era de 2840$ y a los 10 años aproximadamente 5000$. Los investigadores estaban ciertamente sorprendidos con la regularidad y constancia que mantenía.

Las falsificaciones realizadas eran burdas y de muy mala calidad, sin embargo, al tratarse billetes de tan solo 1$ no tenía dificultades en “colarlos” pues se suelen comprobar los billetes de mayor valor. Un fallo grave era el error en la palabra “Washington” que en el billete falso aparecía “Wahsington”, la falsificación también era muy evidente en los ojos de George Bush, además el papel era común, disponible en cualquier papelería. A pesar de todo, Edward Mueller mantuvo en vilo durante 10 años (1938-1948) al mayor equipo de investigadores reclutado hasta la fecha para una actividad de falsificación de dinero.

Su detención tuvo lugar a raíz de un incendio en su edificio, unos niños encontraron 30 de los billetes falsificados, la policía intervino y finalmente, después de 10 largos años, detuvieron al falsificador de billetes de 1$.

Añadir que con la película “Mister 880”, en la que él mismo participaba como actor, obtuvo mayores beneficios que en toda su trayectoria de falsificador.

Charles Black

dollar

“El éxito en la falsificación no solo requiere, habilidad, paciencia y una gran inversión en la compleja maquinaria, también una fuerte apreciación de la seguridad” 

Falsificador británico nacido en 1928. Fue en la carcel, mientras cumplía condena por robo de coches cuando se introdució en el mundo de la falsificación. Estaba encarcelado en una sección reservada para falsificadores, lo que le llevo a conocer gente del gremio. Ideó y construyó un sofisticado método que le permitió lograr resultados de altísima calidad, utilizando una máquina de litografía offset. Alardeaba de su capacidad diciendo sobre sus falsificaciones “Las falsificaciones más refinadas de la historia de la falsificación”. Toda su maquinaria la instaló en un cobertizo en el jardín y a fin de ocultarlo a su mujer dijo que iba a comenzar a imprimir revistas pornográficas. Hay evidencia de que Charles Black era un perfeccionista y detallista en todas sus actividades. Se juntó con Stanley Ee Baigue con el que empezó a falsificar cheques de viajero1, después falsificaban billetes de 20 y 50$. Para conseguir una buena falsificación debía incluir los finos filamentos rojos y azules presentes en los billetes originales, para ello, Charles sacó una foto a un conjunto de cables eléctricos sobre una lámina de papel impreso en verde claro. Después reducía las imágenes y bañaba el papel en glicerina, secándolos posteriormente con un calentador. De esa manera pudo llegar a lograr una falsificación casi exacta del papel para imprimir billetes de dollar.

Años más tarde el Banco de Inglaterra puso en circulación un nuevo diseño del billete de 5£, anunciándolos como imposibles de falsificar, Black, por supuesto no se amilanó ante estas afirmaciones y logró falsificarlas casi a la perfección.

En 1972 se le condenó por la falsificación de dolares estadounidenses y se le requisó toda la maquinaría y objetos relacionados que tenía en su casa. En 1973 sale en libertad condicional y aunque logró durante dos años apartarse de las actividades delictivas volvió a su actividad original tras la visita a una exposición en Londres de impresoras. En estas fechas surge la nueva asociación con Brian Katin. En este nuevo asalto tuvo que superar la dificultad de la incorporación del relieve en los billetes, de nuevo lo volvió a conseguir con una plancha de latón y un diseño de puntos.

En 1976 se le complica el negocio con la normalización y uso de la técnica ultravioleta en prácticamente todos los bancos del mundo, aunque tuvieron vía libre durante un tiempo ya que lograron hacerse – ilegalmente – con una importante cantidad de papel legítimo, con lo que imprimir encima los billetes era coser y cantar.

En 1977 nuevamente es detenido, en el juicio llevado a cabo en 1979 se le condena a 21 años de prisión y a 3 años a su socio Brian. En 1982, cuando obtiene la libertad condicional decide de una vez por todas alejarse del mundo criminal.

Fundó, con su actual esposa tailandesa, una agencia para hombres británicos solteros que desean tener una novia tailandesa, su reflexión al respecto:

“Podrías haber sido el mejor lanzador de cuchillos del circo, pero duermes mejor por las noches

si eres uno de los payasos”.

1: Es aquel que expide una institución bancaria, u otras agencias autorizadas, para que sea pagado por su establecimiento principal y por sus sucursales o corresponsales que tenga en su país de origen o en el extranjero.

Noticia en el DailyMail marzo 2009.

Stephen Jory

Stephen_Jory

Nació en Londres en 1944. En los 70’s decidió dedicarse al mundo delictivo de las falsificaciones, fue uno de los primeros en producir y vender falsificaciones de perfumes. Con el negocio de la perfumería le fue bien y amasó una buena fortuna. El lado de malo de todo esto, para Jory fue que en 1980 lo arrestaron.

Al salir de la cárcel, lejos de alejarse del mundo criminal se pasó al negocio de la falsificación de moneda, se instaló en Essex (UK) y comenzó a imprimir billetes de 20£, reconoció haber tenido que superar el problema inicial de las marcas de agua, pero una vez superado empezaron a distribuir los billetes falsos por toda Inglaterra.

La perfección y exigencia que le definían se reflejaba en su trabajo, los billetes eran capaces de superar las comprobaciones con luz UV, incluso algunos billetes entraron en el sistema bancario.

En 1998 se le arrestó bajo la actuación policial bautizada como “Operation Mermaid”. Jory admitió haber producido más de 50£ millones en biletes falsos pero las autoridades sospechan que en realidad fueron muchos más.

Una de las consecuencias que desencadenó la perfección en el trabajo de falsificación realizado por Jory, fue que Inglaterra cambió el diseño de los billetes de 20£.

Jory escribió dos libros coincidiendo con sus dos estancias en la carcel. Murió en Cambridgeshire en mayo de 2006 a los 57 años.

Jory billetes

 

Konrad Kujau

Konrad

Nació el 27 de junio de 1938 cerca de Dresden, vivió una infancia algo complicada. Dedicó gran parte de su vida a falsificar cuadros y elementos históricos de la época nazi. Realizaba falsificaciones a posteriori, utilizaba sus habilidades en las artes plásticas para imitar el estilo de Adolf Hitler en sus cuadros. Hitler era aficionado a la pintura y realizó más de 3000 cuadros, parece que sus obras son muy valoradas por los coleccionistas de objetos nazis. Konrad, se aprovecho de esta situación y se dedicó a crear obras con un estilo similar. Pero Konrad Kujau no se hizo famoso por esto, se hizo famoso exactamente el 25 de abril de 1983 cuando la revista alemana “Stern” le compró los supuestos diarios de Adolf Hitler, 62 volúmenes. Dicho documento abarcaría toda la historia de la época nazi desde 1933 cuando el Partido Nacionalista Socialista asumió el mando de Alemania hasta su final en 1945. Todo este hallazgo fue gracias al periodista de la revista “Stern” Gerd Heidemann quien además envió los documentos a algunos supuestos expertos de la IIGM para que confirmaran su autenticidad, y estos lo hicieron, los historiadores daban validez al documento. Dos semanas después del anuncio de esta noticia se descubría la estafa.

El análisis científico de los documentos demostró que eran falsos, se compararon con la escritura de Hitler en la década de los 40, además se confirmó que el papel y la tinta no era posible que fueran anteriores a 1945. Este análisis fue imposible de realizar previamente a la compra porque debido al supuesto gran valor del documento, no se le permitió a la revista “Stern” más que realizar una comprobación rápida de los diarios para valorar su autenticidad aludiendo a posibles filtraciones como escusa de esta medida de seguridad.

Tras la noticia de que eran falsos, primero se señaló a la revista Stern pero no tardó en salir el nombre de Konrad Kujau y el de Heidemann. El trabajo de creación de estos falsos documentos comenzó en 1978 ayudado por un funcionario del partido nazi. Además el periodista Heidemann fue el enlace entre la revista y Konrad, la compra se realizó por 2.5 millones. El escándalo desatado por el descubrimiento de la verdad supuso la dimisión de dos editores de la revista y el encarcelamiento de Konrad y Gerd. Konrad fue acusado de recibir 1.5 millones de marcos y se le condenó a 4 años y 6 meses de prisión y Heidemann vive con la ayuda social en Hamburgo.

 

 Wesley Weber

canada dollar 100 obverse

Weber soñaba con ser rico. Un día pensó que tal vez era una buena opción crear su propio dinero, al fin y al cabo, es una creación humana como cualquiera otra, es un papel con una serie de características que lo hacen un tanto especial pero no algo imposible. Escaneó un billete de 100$ y lo imprimió directamente para ver donde estaban los mayores problemas para falsificarlo, después de 5 o 6 meses consiguió una copia que le dejó satisfecho aunque tenía un problema con el papel, brillaba con la luz UV y esto no debería ocurrir, el uso de blanqueantes ópticos en el papel son los que provocan este brillo. Recorrió papelerías y negocios especializados en los que le informaron de que el papel de archivo cumplía está condición. Después de solventar el asunto del papel y la luz UV, compró por 5£ un bote de pintura para imitar el patrón de puntos fluorescentes presente en los billetes originales. Después se puso a trabajar en el tema de la seguridad óptica del billete, los cambios de apariencia de color según el ángulo de incidencia de la luz sobre los elementos en papel de aluminio. En un principio no podía crear sus propios elementos de aluminio así que buscó empresas que pudieran solventar este problema.

Para imprimir los billetes utilizaba una impresora tipo inkjet -inyección de tinta- (probablemente si tienes una impresora sea de este tipo) de la marca HP y con valor de unos 700$, es decir, era una impresora bastante potente para un uso doméstico, no obstante hay que tener en cuenta que todo esto sucedía en el 2000, actualmente una impresora inkjet se puede conseguir desde 30-40€, hoy una impresora inkjet de 700$ puede ser lo menos común, sin embargo, seguro que en el año 2000 no era nada extraño. Eligieron la de tipo inkjet después de probar una máquina de reprografía profesional de 50.000$ pero no conseguía plasmar los colores tan intensamente como la inkjet.

Al final cundo todo estaba en marcha y funcionando 100%, su negocio de falsificación generaba 8000-12000$/día reales, no de los falsos. Él mismo afirma que su estilo de vida era perverso, tenía 300.000$ en casa, guardaba dinero encima de la nevera, también dentro, muchos coches de lujos….el mayor problema  que reconoce haber tenido, fue que no tenía objetivo ni metas en su vida.

El 11 de julio de 2001, estaban sentados en el sofá con el único ruido de fondo de las impresoras haciendo girar sus rodillos y pasando hojas y hojas generando miles de dolares. El sonido del dinero se vio eclipsado por una fuerte explosión y la posterior caída de las puertas de entrada a la vivienda, antes de darse cuenta tenía una bota aplastándole el pecho, entonces escuchó como seguían funcionando las impresoras y se dio cuenta de que había miles de dolares volando a causa del fuerte viento proveniente dele exterior. La RCMP (Royal Canadian Mounted Police) había un montado un puesto de vigilancia cercano a su casa, les habían pinchado los teléfonos y les estuvieron grabando durante meses.

El 6 de julio de 2006 salió finalmente de la cárcel después de haber violado por segunda vez la libertad condicional.

Los antecedentes de Weber: 

  • Con 13 años falsifica su primer billete.
  • A los 18 es detenido por primera vez al robar material informático de un instituto.
  • Cerca de los 20 empezó a falsificar cheques para amigos.
  • Cursó algunos años de biociencia y dos en ingeniería mecánica en la universidad de Windsor.
  • En 1997 fue la primera detención por falsificación, estuvo 3 meses en la carcel.
  • En 1999 fue condenado a 240 horas de trabajos comunitarios y 18 meses de arresto domiciliario.
  • En 2001 fue condenado a 13 meses de encarcelamiento por falsificación.

Albert E. Talton

Albert Talton

Albert Talton era totalmente ajeno al mundo de la falsificación cuando comenzó con su actividad delictiva, ni siquiera había tenía ordenador, ni ningún conocimiento sobre reprografía, diseño gráfico o falsificaciones.

Después de 3 años falsificó 7.000.000$ en billetes de 100$. A pesar de comenzar sin ningún conocimiento experencia, su equipo llevaba a cabo una labor muy profesional usando distintos tipos de impresoras, ordenador y software’s para incluir los elementos antifalsificación en cada uno de los billetes falsificados.

Parece que la mayoría de los falsificadores no logran crear más de 10.000$ antes de ser arrestados, Talton estuvo en la lista de los más buscados del Servicio Secreto .

Sus billetes falsos fueron detectados por primera vez en enero de 2005 en Los Angeles. Al principio él mismo usaba los billetes para comprar objetos de valor, después vendía los billetes a intermediarios que a su vez se los vendían a clientes, sus falsificaciones eran tan buenas que no daban a basto.

La gente de Talton ciertamente no tenía un gran protocolo de seguridad. La marca internacional de prendas de vestir H&M es clave en el proceso de detención, pues los empleados de una tienda detectaron los billetes falsos y pudieron identificar a algunos de los miembros del equipo de Talton. En mayo de 2008 fueron arrestados, el 11 de agosto de 2008 Talton se desclaró culpable de los cargos contra él. Fue condenado a 9 años de cárcel.

Más datos sobre Albert Talton:

  • Utilizaba papel de periódico o de prensa, en inglés “newsprint”. Se dio cuenta de que este tipo de papel superaba un test antifalsificación con rotuladores, biblias, algunos tipos de papel higiénico, revistas, biblias y diccionarios están hechos con este tipo de papel.
  • Uno de los errores que cometió fue utilizar la misma impresora para todos los billetes, además no cambiaba el código alfanumérico, el código de sus billetes era H2-H38, el Servicio Secreto buscaba billetes con esta codificación.
  • Los intermediarios pagaban entre 12 y 16$ por cada billete de 100$.
  • Contaba con impresoras laser y de inyección de tinta, en total 9 impresoras y dos ordenadores.
  • La compra en H&M, se realizó el 14.01.2008 por valor de 1000$ y pagada con los billetes de 100$ H2-H38. Las personas que realizaron la compra no eran gente de Talton, eran clientes y sabían que eran falsos, a pesar de eso a los dos días volvieron a la tienda para reclamar algo sobre su compra. Admitieron haber pagado con billetes falsos y dieron el nombre de Troy Stroud (colaborador indisciplinado de Talton)
  • Los billetes de Talton estuvieron presentes en todos los estados de EEUU y en 9 países.

 

Puede que también le interese: 

Share on FacebookShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.